35 jóvenes del Sagrado Corazón finalizan su voluntariado con la Residencia San Martín de Porres

0

Hoy viernes 9 de junio los jóvenes alumnos del 4º curso de ESO del Cº Sdo. Corazón de Jesús acompañados de sus profesores Antonio y Victoria, han visitado a los mayores de la Residencia San Martín de Porres para despedirse de las actividades que han venido realizando durante este curso 2016/17.

El programa de Voluntariado Joven con personas mayores se inició en 2009. En él participan la Residencia San Martín de Porres y el Colegio Sdo Corazón. Con este programa queremos ofrecer un espacio de encuentro entre generaciones para dialogar, conocerse y entender el día a día de cada uno. Desde el inicio calculamos que ya han participado en este proyecto unos 250 jóvenes.

Los jóvenes que han participado en el programa de Voluntariado a lo largo de este curso han colaborado en las actividades que desde el centro se realizan con los mayores: taller de ludoterapia y juegos, programa de paseos y taller “preparad@s para la vida moderna”. .Jóvenes y mayores han hecho una valoración muy positiva del curso y de la experiencia.

Los jóvenes han destacado la acogida que ha tenido, tanto por parte de la residencia como por los mayores y todo lo que han podido aprender de ellos y lo que les gustaba escucharles cuando les contaban sus historias. Por su parte los mayores les han querido agradecer su generosidad, su compañía, los buenos ratos que les han hecho pasar, lo que han descubierto a través de internet y Facebook de la mano de los jóvenes y les piden que vuelvan el próximo curso.

Desde la Residencia y también los profesores, han agradecido la motivación que en todo momento han manifestado los jóvenes y la alegría con la que han desarrollado su labor. Para finalizar el curso los jóvenes han querido hacer una despedida especial, y les han dedicado a los mayores unos bailes de jotas tradicionales.. Como reconocimiento a su labor los jóvenes han recibido un diploma y la invitación de la directora del centro a participar en las excursiones a la piscina que han previsto para este verano.

A lo largo de estos ocho años hemos observado que se establece una complicidad y se crean lazos entre los jóvenes y los mayores con los que ambas partes se enriquecen. Para las personas mayores supone compartir con jóvenes espacios y actividades, acercándose a su identidad, costumbres, personalidad, una manera de ser propia, con pensamientos y maneras de actuar a partir de los cuales, y ante diferentes situaciones. Los jóvenes, por su parte, les transmiten dinamismo, alegría y también intercambio de inquietudes.

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies