Agustín Cornejo y Enrique Gómez reciben un homenaje por sus 50 años como párrocos de la localidad

Por la tarde tuvo lugar una eucaristía y un aperitivo.

El Ayuntamiento de Miajadas en nombre de todos los ciudadanos de la localidad quiso rendir homenaje a los párrocos Agustín Cornejo y Enrique Gómez tras cumplirse este año 2018 los 50 años de su ordenación sacerdotal y su llegada a Miajadas.

Se reconoce su implicación social y civil con los vecinos durante todos estos años.

“Cumplen cincuenta años al servicio de la Iglesia y del pueblo, implicándose en la vida social y civil. Cinco décadas muy difíciles para España, para la Extremadura rural y para nuestro municipio. Por eso creemos que son merecedores de un gran reconocimiento público por su labor, tanto sacerdotal como personalmente hablando y de ahí que todos los grupos políticos que formamos este plenario del Ayuntamiento de Miajadas y en nombre de todo el pueblo, les vamos a hacer entrega de unos obsequios. Que sepan que Miajadas, Alonso de Ojeda y Casar de Miajadas, lugar que les acogió y donde realizaron su labor pastoral y crecieron junto a nosotros como personas, les estamos enormemente agradecidos “de corazón” por haber formado parte de nuestras vidas y nuestra historia y que lo sigan haciendo durante muchos años”.

De esta manera la corporación agradecía a los párrocos su trabajo a lo largo de este medio siglo, obsequiándoles con unas placas de cerámica con las imágenes de la Iglesia de Santiago y la Ermita de San Bartolomé, además de un reloj a cada uno.

En sesión plenaria todos los grupos políticos acordaron por unanimidad llevar a cabo el acto de reconocimiento público así como el texto de un manifiesto que fue leído durante dicho acto:

“Hoy es un día muy especial,porque nos damos cuenta que en esta vida si hay cosas que son gratis, como por ejemplo sonreír o dar las gracias. Para ello, sólo necesitamos mirar detenidamente a nuestro alrededor y ver con ojos de agradecimiento lo que tantas personas de bien hacen por nosotros de forma gratuita y desinteresada.

Por este motivo nos hemos reunido, en representación de Miajadas, Alonso de Ojeda y Casar de Miajadas para agradecer y ensalzar la labor que a lo largo de muchos años Don Agustín y a Don Enrique han realizado, luchando por conseguir la igualdad, el respeto, la solidaridad… Todos conocemos quiénes son,preguntemos a quién preguntemos y seamos de la edad que seamos.

Desde que llegaron a comienzos de los años 70,han formado parte de la vida de varias generaciones: han vivido tiempos muy convulsos en la localidad y han sido artífices de procesos tan importantes como la colonización de Alonso de Ojeda y Casar de Miajadas. Trabajaron incasablemente por el pueblo, siendo referentes en multitud de solución de conflictos y ejercieron como mediadores en otros tantos.
Como no hacer mención de un caso en concreto: Aquel en el que fueron multados con cinco duros al encerrarse en los años setenta en el Colegio de Covadonga, en protesta por su cierre.

Han sacrificado muchas cosas, personales y familiares, siempre para favorecer al vecino más que a sí mismos y la gran mayoría de los miajadeños, procesen o no la cristiandad, reconocen que estos dos sacerdotes han estado al servicio de todos sin mirar a quién, compartiendo su vida y todo lo que tenían a su disposición para ayudar.

Cumplen cincuenta años al servicio de la Iglesia y del pueblo, implicándose en la vida social y civil. Cinco décadas muy difíciles para España, para la Extremadura rural y para nuestro municipio. Por eso creemos que son merecedores de un gran reconocimiento público por su labor, tanto sacerdotal como personalmente hablando y de ahí que todos los grupos políticos que formamos este plenario del Ayuntamiento de Miajadas y en nombre de todo el pueblo, les vamos a hacer entrega de unos obsequios. Que sepan que Miajadas, Alonso de Ojeda y Casar de Miajadas, lugar que les acogió y donde realizaron su labor pastoral y crecieron junto a nosotros como personas, les estamos enormemente agradecidos “de corazón” por haber formado parte de nuestras vidas y nuestra historia y que lo sigan haciendo durante muchos años”.

Por la tarde tendría lugar una eucaristía en su honor y posteriormente un aperitivo que congregó a una multitud de vecinos de la localidad que quisieron acompañar a los sacerdotes en un momento tan señalado.

Aquí te dejamos algunas imágenes, para verlas todas PINCHA AQUÍ