Alumnos del IES Gonzalo Torrente Ballester recorren el Camino de Santiago

Veintiún alumnos de 1º de Bachillerato recorren los más de 114 km que separan Sarria de Santiago de Compostela, consiguiendo su correspondiente "Compostela".

Entre el 26 de abril y el 2 de mayo, veintiún alumnos de 1º de Bachillerato del IES Gonzalo Torrente Ballester, acompañados por dos profesoras y una madre integrante del Consejo Escolar, han realizado las cinco últimas etapas del Camino de Santiago. En total, 114,2 km del camino francés, con salida desde Sarria (Lugo), hasta Santiago de Compostela (La Coruña), donde los peregrinos pudieron recoger su correspondiente “Compostela” al haber recorrido más de los 100 km requeridos para ello.

¿Qué es la Compostela?

La Compostela (erróneamente también llamada Compostelana) es el documento que certifica que se ha realizado el Camino de Santiago. La Compostela la otorgan las autoridades eclesiásticas y como tal se recoge en la Oficina de Atención al Peregrino de la Catedral de Santiago. Esta acreditación surgió en los siglos IX y X, cuando se institucionalizó la peregrinación a la tumba del Apóstol. Y en un primer momento se utilizaron insignias como la venera o la concha de vieira. La facilidad con la que se falsificaban obligó a Iglesia a sustituirlas en el siglo XIII por las llamadas cartas probatorias, origen directo de la actual Compostela.

¿Cómo se consigue?

Para conseguir la Compostela, el peregrino debe haber cumplido tres requisitos básicos: hacer el Camino con motivos religiosos o espirituales, haber recorrido cualquiera de las Rutas Jacobeas al menos 100 km si es a pie o a caballo y 200 km si es en bicicleta y acreditar que se ha recorrido tal distancia.

Según explica Carmen Olivenza (profesora de Educación Física y directora del Centro y promotora de la iniciativa junto a su compañera Carmen Cabezas, profesora de Geografía e Historia) “ha sido un camino de enseñanzas desde que nos levantábamos hasta el final de cada uno de los días, con puestas en común diarias, reflexiones y aportaciones, haciendo un paralelismo con la vida misma, ya sea la mochila con la que cargamos (responsabilidades), el bastón en el que nos apoyamos (amigos y familiares) o las flechas (principios y valores) que nos guían en nuestro caminar diario”.

Los peregrinos del Torrente Ballester han realizado el Camino organizados en diferentes grupos de trabajo, cada uno de ellos con un objetivo a desarrollar y diferentes competencias, trabajando de forma multidisciplinar:

  • Intendencia de peregrinos
  • Objetos perdidos
  • Limpieza de baños y habitaciones
  • Actividades lúdicas y habitaciones
  • Avituallamiento
  • Reporteros-cronistas

Según explica Olivenza, “nuestro objetivo en todas y cada una de las etapas ha sido ofrecer a nuestros chavales una visión enriquecedora a través del esfuerzo, la colaboración entre compañeros y el afán de superación, valores todos ellos necesarios en la vida”.

Para que esta iniciativa haya podido materializarse ha sido necesario un amplio trabajo previo, aunque todo ello, finalmente, ha merecido la pena, indica la directora del IES: “Han sido muchas horas de trabajo, reuniones de profesoras, con alumnos, con familias, con inspección, elaborando el proyecto, llamadas de teléfono, emails, entrenamientos por la tarde, asesoramiento con ATS sobre dolencias, intolerancias alimenticias, tardes de adquisición de material, provisiones, etc., y a pesar de todo, ser peregrino ha sido una vivencia excepcional de la mano de nuestros alumnos”.

Según explica Carmen Olivenza, ya en 2018 se iniciaron las primeras reuniones sobre el proyecto, que se vio relegado a causa de la pandemia, retomándose a comienzos de este curso, ante la previsión de poder ser llevado a cabo finalmente.

Así mismo, se ha contado con apoyos y colaboración por parte de diferentes entidades como el Ayuntamiento de Miajadas, empresas de Miajadas, Almoharín, Don Benito, Villanueva de la Serena y La Haba; además de actividades promovidas desde el propio Centro para recaudar fondos, con el objetivo de que todos los alumnos pudieran participar en la actividad, bajo el lema, “Ningún alumn@ sin Camino”.

Aquí les dejamos algunas imágenes (cedidas por el IES Gonzalo Torrente Ballester), para ver más PINCHE AQUÍ: