El I.E.S. «Gonzalo Torrente Ballester» homenajea al profesor Fernando J. Domínguez López

Desde finales de septiembre preside la Biblioteca del Edificio Tierras Llanas, donde se ubica Bachillerato y Ciclos Formativos, una placa que ilustra el carácter inquieto, culto, refinado, curioso y elegante del profesor Fernando J. Domínguez, fallecido el pasado mes de mayo.

1.042

Con el inicio del nuevo curso escolar 2020/21, la Comunidad Educativa del I.E.S. Gonzalo Torrente Ballester de Miajadas, sus alumnos y compañeros, rinden homenaje al profesor de Lengua y vecino de la localidad, Fernando Javier Domínguez López, fallecido el pasado 31 de mayo.

Según nos explican desde el propio Instituto, desde finales de septiembre preside la Biblioteca del Edificio Tierras Llanas, donde se ubica Bachillerato y Ciclos Formativos, una placa que ilustra el carácter inquieto, culto, refinado, curioso y elegante del profesor Fernando J. Domínguez.

Placa presidiendo la Biblioteca del Edificio Tierras (sede de Bachillerato y Ciclos Formativos del I.E.S. Gonzalo Torrente Ballester) en honor al profesor Fernando Domínguez.

Fernando regresó tras una amplia trayectoria profesional al Instituto de Miajadas -donde había estudiado- pero ya en calidad de profesor. Durante su estancia dio vida a diferentes proyectos de Biblioteca con títulos tan sugerentes como «Sinestesia. Leer con los sentidos» o «Re(des)nacimiento».

Entendió la literatura como un todo con el arte vinculándose estéticamente a la Poesía Visual.

En sus alumnos, en sus compañeros, en aquellos que tuvimos el honor de conocerle quedan sus enseñanzas, sus inquietudes artísticas tan bien reflejadas en las exposiciones que preparaba con sus alumnos y en sus apreciaciones, tan acertadas siempre.

A lo largo del presente curso -y desde diferentes Departamentos- se realizarán dentro del aula lecturas de textos literarios por este motivo. Así mismo ambos edificios del centro acogerán trabajos y exposiciones homenajeando sus gustos artísticos y literarios.

Sus compañeros queremos hacer nuestras estas palabras que reflejan su amor al libro, que sin duda haría también suyas:

«El libro es fuerza, es calor
es poder, es alimento;
antorcha del pensamiento
y manantial del amor.

El libro es llama, es ardor
es sublimidad, consuelo,
fuente de vigor y celo,
qué en sí condensa y encierra
lo que hay de grande en la tierra
lo que hay de hermoso en el cielo»

(Rubén Darío)

Gracias, Fernando.
Seguimos encontrándonos en los libros.

«Para lo esencial tenemos el silencio. Para todo lo demás está la poesía»

Comunidad Educativa del IES Gonzalo Torrente Ballester

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies