El poeta y pintor miajadeño Julio Santiago publica «CHIMANI», una cuidada selección poética de toda su obra

0 220

Julio Santiago (Miajadas, 1975), nos sorprende gratamente en estos tiempos de pandemia con una nueva publicación literaria: CHIMANI (Ed. Cuadernos del Laberinto), prologada por el pintor, arquitecto y conservador de museos Antonio J. Antequera. La cubierta es una obra pictórica del propio autor y el retrato de la primera página es un acrílico realizado por su pareja y compañera artística Amaya Sorando Arauz, al igual que las fotografías de solapa y biobibliopictografía.

CHIMANI es una cuidada cata poética de veinte poemarios publicados por Julio Santiago a lo largo de estos últimos veinticinco años. Ha descartado por voluntad propia varios libros del comienzo que no se ajustaban a sus criterios actuales de calidad y estilo. Ha incluido parte de un poemario inédito, Corona-versus, como colofón.

Al comienzo de la antología nos aclara el título de la misma: <<“¡Estás chimani!”, era una expresión habitual que solían emplear mi abuela Inés y mi madre, Puri, ante cualquier manifestación de algo desmedido, fuera de lo común, como sinónimo de “¡Estás loco!”. Les tengo que agradecer a mi gran Amor, Amaya, y a mi querido sobrino Santiago la sugerencia de este título, CHIMANI, para la presente selección poética>>.

La obra está dedicada a sus amigos, mentores y prologuistas de los dos primeros poemarios publicados, Joaquín Aguirre Bellver y Gloria Fuertes, ellos realizaron los pórticos para Poemas de amor para una reina destronada (1996) y Beso en verso (1998) respectivamente, ambos excluidos de esta selección poética. También se lo dedica a quienes nunca dejaron de creer en él, porque según Julio Santiago: <<Es fácil es creer en algo o alguien, lo complicado es no dejarlo de hacer>>.

El el prólogo, Antonio J. Antequera nos dice: <<La obra de Julio –tanto poesía como pintura, o cualquier otro medio que emplee para expresarse- trasluce ímpetu, pero a la vez reflexión; un sentimiento salvaje, pero a la vez acogedor; una naturaleza visceral –pues nace de las entrañas- pero a la vez tan cálida como un beso; una invitación al juego y a la transgresión, pero también a la toma de posición y al compromiso -¿acaso no hay hoy nada más transgresor que comprometerse?-. Porque estamos ante un artista auténtico, un genuino chimani, haciendo uso del feliz término miajadeño para aludir a un alma libre, voluptuosa, juguetona y valiente, a salvo de cadenas extrenas o auto impuestas…>>.

Julio Santiago, una vez más, nos demuestra que es la libertad absoluta de expresión y acción personificada, tanto en el campo literario como en el pictórico, que todo es lo mismo según él. Lleva veinticinco años al servicio del Arte como humanista sensato y coherente entre lo que predica y realiza en su cotidianidad. Sin pretenderlo, se ha convertido en una voz original, crítica, sensual, humorística y potente de gran calidad que ha sobrepasado las fronteras de lo convencional. Siempre activo, alerta, vivo… Poeta de guardia, que hubiera dicho su amada y eterna amiga Gloria Fuertes.

La Editorial Cuadernos del Laberinto nos informa que CHIMANI estará en las librerías a partir del mes de septiembre y que el autor firmará ejemplares en la Feria del Libro de Madrid en el mes de octubre.

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies