Fernández Vara inaugura la nueva línea de cremas caseras Gallina Blanca que ha generado 25 empleos directos en la planta de Miajadas

1

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, acompañado por el alcalde de Miajadas, Antonio Díaz; el director general de Gallina Blanca en España, Fernando Fernández; el director de operaciones del Grupo GB Foods, Josep Maria Vila; y el director de fábrica, José Manuel Campos, inauguraba este martes, 7 de noviembre, en Miajadas la nueva línea de producción de cremas caseras, en el marco de la celebración del 80 aniversario de Gallina Blanca en España. Una línea que ha supuesto una inversión de 5 millones de euros, así como la creación de 25 nuevos puestos de trabajo, con la que se espera producir anualmente más de 5 millones de briks de cremas caseras para el mercado español.

Durante el acto inaugural, se realizó un recorrido por la planta, en la que pudieron conocer de primera mano el proceso de elaboración de las nuevas cremas caseras Gallina Blanca, en las que sólo se utilizan verduras frescas procedentes de la huerta española, la mayoría de ellas de la huerta extremeña (aunque también se compran verduras y hortalizas a diferentes productores de Levante, Castilla La Mancha, Andalucía, Navarra y La Rioja, en función de la climatología y la época del año), en una clara apuesta por la innovación, así como el compromiso de la compañía con la comunidad local, la calidad y la naturalidad de sus productos.
Además, a través de un convenio para la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, con la Asociación Plena Inclusión de Montijo, una parte de la producción de calabazas y calabacines para las cremas, se lleva a cabo por 13 integrantes de dicho colectivo (tutelados por 2 monitores), por medio de la puesta en marcha de cuatro invernaderos y varios campos con una superficie total de una hectárea.
Según explicaba el director general de operaciones del Grupo, Josep Maria Vila, en sintonía con la apuesta de la compañía por las comunidades locales, y en este caso de la vinculación con la comunidad extremeña “Miajadas es una fábrica estratégica para el grupo donde ya contamos con productos que son un verdadero pilar para GBFoods. La posibilidad de ampliación de la fábrica y de suministro de ingredientes naturales de primera calidad, gracias a la buena situación de la planta, han sido claves para apostar nuevamente por Extremadura”.

LA PLANTA DE MIAJADAS: SALSAS DE TOMATE, CALDOS Y CREMAS CASERAS

Inaugurada en 1978, la planta de Miajadas cuenta con una superficie construida de 150.000 metros cuadrados y una plantilla de más de 300 personas, que se duplica durante la campaña de recogida del tomate. En esta planta se fabrican y envasan salsas de tomate, tanto para el mercado de España y Holanda como para el canal foodservice.
En 2008 se llevó a cabo una ampliación para acoger la producción de caldos, que se venden en España e Italia.
En la actualidad, desde la planta de Miajadas se producen 140.000 toneladas de estos productos: el 50% de caldo y el 50% restante de tomate.

A la producción de salsas de tomate y caldos, ahora se incorpora la nueva línea de producción de cremas caseras, no descartándose la posibilidad de seguir apostando por la incorporación de nuevos productos. Esta nueva y recién inaugurada línea elabora tres variedades de cremas: calabaza, calabacín y verduras, para lo que se prevé la compra de 300 toneladas de calabacín y 600 de calabaza, así como otras hortalizas y verduras.

LA NUEVA LÍNEA DE FABRICACIÓN DE CREMAS CASERAS

Durante la inauguración de la nueva línea, tuvo lugar una visita a la misma, en la que fue detallado el proceso de elaboración de los nuevos productos, que comienza con el pelado y cortado de las verduras.
Una vez llegan las verduras y hortalizas al centro de producción son conducidas por una máquina, donde cada verdura es lavada en repetidas ocasiones, despuntada, pelada y cortada según las características.
A continuación, en la zona de horno y plancha, las verduras y hortalizas se marcan y asan en un proceso de caramelización, potenciando su color y sabor. La máquina utilizada para este proceso está compuesta por dos planchas que permiten marcar las verduras y, gracias a unos ventiladores, también cumplen la función de horno.
Seguidamente las verduras son introducidas en la olla de sofrito, en la que se potencian los aromas y sabores de las cremas, en un proceso similar al que se puede realizar en casa al sofreír las verduras. Los ingredientes de cada sofrito dependen de la receta. Además, las cremas contienen un toque de aceite de oliva virgen extra. Para obtener una textura más cremosa, en la crema de verduras se utiliza queso emmenthal, y en la de calabacín, queso emmenthal y nata. Estas cremas contienen sólo 0,75 gr. de sal por cada 100 ml.
El siguiente paso en el proceso productivo es el hervido de las verduras en una olla de 5.000 litros (fabricada a medida para GBFoods). Las verduras son hervidas a través de un proceso de inyección de vapor y posteriormente se remueven y se cuecen. Una vez finalizado este proceso, las verduras son trasladadas a la trituradora, que gira a 3.600 revoluciones por minuto.
Tras la trituración, las cremas son sometidas a un proceso de tratamiento térmico que permite dar al producto una vida útil de 7 meses a 1 año, sin incluir aditivos ni conservantes. Una vez finalizado el proceso de esterilización, las cremas se trasladan a un depósito aséptico para su envasado en la zona correspondiente.
El último proceso de producción es el envasado y etiquetado del producto. Una vez colocada la fecha de caducidad, se envían todos los briks a la zona de empaquetado, donde es posible envasar 200 briks por minuto.

Además de la inversión realizada para esta nueva línea de producción de cremas caseras, cada año se invierten alrededor de 2 millones de euros en renovación de maquinaria productiva, mejoras de seguridad en el trabajo, seguridad alimentaria y seguimiento de las políticas medioambientales establecidas por el Grupo.
A la planta de Miajdas, se suman otros dos centros de producción en Aragón (Ballobar y Alcañiz -Teruel-), y dos más en Cataluña (Rubí y Sant Joan Despí).
La compañía forma parte del grupo internacional del sector de la alimentación GBFoods con una facturación de 1.000 millones de euros, con presencia en Europa (España, Italia, Holanda, Rusia, Repúblicas del CIS), África y Oriente Medio. Algunas marcas destacadas del grupo son: Gallina Blanca, Star, Grand’Italia, Jumbo y Gino.
Para ver más imágenes PINCHE AQUÍ:

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies