Homenaje a la Hermana Ana en la Residencia San Martín de Porres

Trabajadores, religiosas y junta directiva se han reunido hoy para comer juntos unas migas y homenajear a la Hermana Ana Navarro, religiosa carmelita que lleva 23 años dedicados a trabajar en la residencia como enfermera. La hermana Ana llegó a Miajadas en 1995 y desde entonces ha colaborado, de manera voluntaria, en las tareas y los cuidados de los mayores, especialmente como enfermera, pero también en el lavadero, en los comedores y en la pastoral.

El motivo del homenaje ha sido el de agradecer a la hermana todos estos años de servicio y dedicación a los mayores, ya que en marzo se marcha a una casa de reposo de su congregación en el Escorial. Todas sus compañeras de la residencia hemos querido demostrarle el cariño que le tenemos y lo hemos hecho con una canción y varios regalos que ella ha recibido llena de emoción. También han estado presentes los miembros de la junta directiva de la residencia, que le han dedicado unas palabras de cariño y también le han ofrecido unos regalos, muy calentitos para que no pase frío.

En San Martín tenemos mucho que agradecer a la Congregación de las Hermanas Carmelitas de la Caridad, ya que desde que desde sus inicios en 1985 esta residencia ha contado con estas mujeres valientes y entregadas para atender las necesidades de los mayores. Cuatro fueron las hermanas que se atrevieron poner en marcha este centro, enfrentándose a todas las dificultades que fueron surgiendo: escasez económica, solicitud de permisos, reticencias de los mayores a ingresar en una residencia, … Desde el principio las Hermanas contaron con el apoyo de la Parroquia de Miajadas y sus “parroquianos”. Ahora se quedan con nosotros las hermanas Isabel y Paulina y esperamos que desde la congregación venga alguna a continuar con esta labor de servicio a los mayores. Desde aquí nuestro homenaje y agradecimiento a todas ellas. ¡¡GRACIAS!!

blank

 

 

blank