“Horticultura terapéutica” en San Martín de Porres

1

Según nos informan desde la Residencia de mayores San Martín de Porres, han puesto en marcha un nuevo taller “Cuidando macetas”, en el que los mayores pueden plantar flores y cuidar de las macetas de la residencia tanto de interior como las exteriores que están en las terrazas.
Un grupo de ocho residentes junto a jóvenes voluntarios participan en el taller, que iniciaban con la plantación de geranios y renovación de tierra en las macetas.

Según indican desde la propia Residencia, “mantener un pequeño jardín es una actividad muy recomendable para los mayores. Se trata de una alternativa lúdica que mejora su estado físico, psíquico, cognitivo y social. Esta actividad tiene muchos efectos positivos”
Dentro de esos aspectos positivos, destacan los siguientes:

  • Responsabilidad: Aumenta la autoestima y la autonomía.
  • Reduce el estrés y la depresión: No sólo por realizar una actividad física, sino también por el contacto directo con la naturaleza.
  • Fomenta las relaciones sociales: Aquellas personas que cultivaron plantas o macetas pueden asesorar a otros que nunca habían tenido un contacto directo con el cuidado de plantas.
  • Fortalece la memoria: El tener que estar pendiente de si crecen o no las plantas, cuándo hay que plantarlos, regarlos… es un ejercicio de memoria muy bueno. Los que tuvieron un contacto directo con el campo o el cultivo de plantas ornamentales en otras etapas de su vida harán el esfuerzo de recordar cómo hacían ellos esas tareas y algunos trucos para conseguir mejorar las cosechas.

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies