La Diputación de Cáceres buscará rastro de Covid-19 en el alcantarillado para vigilar la pandemia

El estudio, que comenzará la próxima semana, se realizará a nivel provincial en un total de 68 poblaciones.

600

La Diputación de Cáceres, a través del Consorcio Medioambiental másmedio, Aguas Provincia de Cáceres iniciará la próxima semana –aún falta concretar la fecha- un estudio de la red de alcantarillado para identificar el posible rastro del virus SARS-CoV-2 en las aguas residuales.

El estudio se hará a nivel provincial y en un total de 68 poblaciones, en las que se analizará el agua residual urbana y estimará el porcentaje de población infectada. Para ello, se recogerán muestras de agua residual y se cuantificará el material genético del virus presente en éstas, con objeto de controlar la evolución de dicha presencia y poder alertar de este modo de nuevos contagios con antelación.

La detección del virus en muestras de aguas residuales es una herramienta útil y ya conocida para la vigilancia epidemiológica, que se está utilizando en el marco de contagios masivos, ya que supone un indicador de circulación del virus entre la población.

La capacidad que tiene la vigilancia de las aguas residuales para detectar casos leves o asintomáticos es una de sus principales ventajas y una herramienta de alerta temprana para identificar de forma precoz la presencia del SARS-CoV-2 tanto en el momento actual como en posibles rebrotes o nuevas oleadas de la infección.

Aunque los síntomas respiratorios son los que se describen más frecuentemente en pacientes con COVID-19, se ha comprobado que el tracto gastrointestinal podría también verse afectado por SARS-CoV-2; un 15% de los pacientes presentaban síntomas gastrointestinales siendo los más comunes las náuseas o vómitos y la diarrea, cabe señalar que un 10% de estos pacientes con COVID-19 presentaron síntomas gastrointestinales sin cuadro respiratorio.

Sin embargo, está demostrado que el RNA del SARS-CoV-2 está presente en las heces de pacientes con COVID-19, independientemente de que haya o no síntomas gastrointestinales o de la gravedad de la enfermedad y en este hecho radica la utilidad de este tipo de estudios epidemiológicos, ya que la presencia de material genético en las aguas residuales puede ser un eficaz indicador de circulación del virus entre la población.

Como señala el vicepresidente segundo y diputado del Área de Medio Ambiente y Transición Ecológica, Alfonso Beltrán, “varias investigaciones científicas a nivel nacional e internacional han demostrado que las aguas que llegan a las depuradoras contienen ARN del SARS-COV-2, pero las que salen ya depuradas están completamente limpias”, y añade que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha manifestado que «mientras que la posibilidad de contagio a través del agua residual es nula, los sistemas de alcantarillado pueden aportar una visión global del estado de la pandemia porque en ellos confluye el agua usada en la actividad diaria de toda la población».

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies