La Guardia Civil pone a disposición judicial al conductor de un vehículo que circuló por la Autovía A-5, en sentido contrario, durante 30 kilómetros

Los agentes consiguieron interceptarle antes de que provocara un siniestro vial de consideración.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Subsector de Tráfico de Cáceres, interceptaron en la mañana del pasado día 30 de mayo, al conductor de un turismo que circuló en sentido contrario, por la autovía A-5 (Madrid-Badajoz), durante 30 kilómetros. Su conductor ha sido puesto a disposición judicial, como presunto autor de un delito de conducción temeraria.

LOS HECHOS:

La actuación tuvo lugar en torno a las 12:00 horas del pasado día 30 de mayo cuando, la Central COTA de la Guardia Civil y el Centro de Emergencias 112 de Extremadura, comenzaron a recibir numerosas llamadas alertando de que un vehículo circulaba hacia Madrid en sentido contrario, por la Autovía A-5 (Madrid-Badajoz), a la altura del km. 270,500 (término municipal de Puerto de Santa Cruz).

Inmediatamente se desplazaron al lugar agentes pertenecientes al Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Cáceres, quienes, en un primer momento, comenzaron a retener a los vehículos que circulaban en el sentido correcto de circulación, para así evitar posibles accidentes.

Instantes después, agentes del Equipo de Atestados e Informes, del Destacamento de Tráfico de Trujillo (Cáceres), detectaron a un vehículo, tipo turismo, cuyas características coincidían con las que los alertantes habían indicado en sus llamadas telefónicas, el cual circulaba en sentido contrario al legalmente establecido, es decir, lo hacía sentido Madrid por la calzada con sentido Badajoz.

Finalmente, los agentes consiguieron interceptar al conductor del vehículo que circulaba poniendo en riesgo su vida y la de otros usuarios de la vía, evitando con ello que provocara algún siniestro vial de consideración.

Como consecuencia de dicha conducción temeraria, y con anterioridad a su detección, el conductor de otro vehículo que circulaba correctamente en sentido Badajoz, se encontró de forma súbita con el vehículo que circulaba en sentido contrario, lo que le llevó a realizar una maniobra evasiva para evitar la colisión frontal, chocando con una bionda metálica de protección situada en un margen de la vía, con el resultado de su conductor, y único ocupante, ileso y daños materiales de escasa consideración en el turismo.

Por estos hechos se instruyeron diligencias por parte del Equipo de Atestados del Destacamento de Tráfico de Trujillo (Cáceres), las cuales fueron entregadas en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 2 de esta localidad, por las que se investigó al conductor kamikaze, un varón de 79 años de edad, por la comisión de un presunto delito de conducción temeraria recogido en el art. 380 del Código Penal, enfrentándose ahora a una pena de prisión de 6 meses a 2 años y a la privación de conducir un vehículo a motor de 1 a 6 años.

Además, por partes de los agentes, se propuso la apertura de un expediente de pérdida de condiciones psicofísicas para la conducción de vehículos al conductor investigado.