La importancia de los vínculos afectivos en los mayores

En San Martín somos conscientes de la importancia de que los mayores mantengan el vínculo con sus familiares y seres queridos, por eso desde el principio del confinamiento hemos puesto todos los medios a nuestro alcance al servicio de los mayores y sus familias.

Se creó un grupo de wasap con todas las familias a través del cual hemos enviado videos de las actividades comunes y también particulares de cada mayor a su familia. También nos ha servido para recibir videos de las familias que los mayores pueden visualizar. Hemos hecho algunas videoconferencias.

Pero lo que los mayores prefieren son las visitas ya que es el momento de encuentro con sus familias, y aunque no puedan darse abrazos, pueden verse y contarse cómo están. Para ello contamos con nuestro jardín que nos permite mantener las visitas respetando las medidas de seguridad. Estas visitas que los mayores con autonomía organizan de manera independiente con sus familiares, en el caso de los mayores en situación de dependencia nos encargamos desde el departamento de Terapia para citar a los familiares el día que su mayor va a estar en el jardín.

Desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) aseguran que el aislamiento en las personas mayores puede suponer la pérdida de anclajes afectivos y motivaciones, y por tanto pérdida de sentido de vida. La restricción del contacto social favorece la aparición de trastornos afectivos como el síndrome de ansiedad, o la depresión. Por eso recomiendan mantener la vida social en las residencias de mayores siempre que sea seguro.

Nosotros buscamos el difícil equilibrio entre proteger del contagio por coronavirus, los derechos de estas personas y la posibilidad de realizar una vida lo más normal posible. Siguiendo las recomendaciones de la SEGG, en nuestra residencia procuramos mantener una vida social activa. Cuando la situación epidemiológica no permite el contacto físico, buscamos otras vías de comunicación, como teléfono o videoconferencias.

En San Martín procuramos mantener las de actividades físicas, sociales y ocupacionales dentro de la misma residencia, para que los mayores puedan tener espacios en los que se relacionen entre ellos, disfruten con ocupaciones que les gusten, entrenen sus capacidades físicas y cognitivas, llenen su tiempo con actividades agradables y sobre todo que encuentren motivos y sentido para querer seguir viviendo.