La Junta impulsa el aplazamiento de impuestos para favorecer la liquidez de empresas, autónomos y familias ante la crisis sanitaria del Covid-19

139

La Junta de Extremadura ha impulsado una serie de medidas tributarias que amplían los plazos de determinados impuestos con la finalidad de favorecer la liquidez de empresas, autónomos y familias frente a las consecuencias económicas derivadas de la emergencia sanitaria por el Covid-19, y evitan los desplazamientos de los contribuyentes a las dependencias públicas de la Administración regional durante este período.

Así lo ha explicado la vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, en su comparecencia ante la Diputación Permanente de la Asamblea de Extremadura para la convalidación del Decreto-Ley 2/2020, de 25 de marzo, de medidas urgentes de carácter tributario, que regula la gestión de los tributos propios y cedidos de la Comunidad autónoma, donde se incluye la ampliación de plazos de presentación y pago de determinados impuestos y la elevación de la cuantía mínima para la exención de garantías.

◾ En el caso de los impuestos de Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales, se amplía en tres meses el plazo para las autoliquidaciones y liquidaciones cuyo vencimiento se produzca entre la declaración del estado de alarma y el 30 de mayo de 2020.

◾ Y para las autoliquidaciones, declaraciones e ingresos de deudas de derecho público, la prórroga sería hasta el mismo día del segundo mes siguiente a su vencimiento, si se produce durante la vigencia del estado de alarma.

◾ Asimismo, el Decreto-Ley establece la bonificación del 50% de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar, relativa a máquinas recreativas y de azar entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2020, siempre que se mantenga de alta la máquina entre julio y diciembre de 2020. Esta medida, ha precisado la titular de Hacienda, se adopta por la imposibilidad de apertura de dichos establecimientos y con un condicionante que implica la continuidad de su actividad tras la crisis sanitaria.

◾ Para las deudas de tributos propios o de derecho público de titularidad autonómica, se amplía a 50.000 euros la cuantía mínima para la exención de la garantía en aplazamientos y fraccionamientos durante el periodo comprendido entre la entrada en vigor del estado de alarma y el 30 de junio de 2020.

◾ Por último, se suspenden hasta el 30 de abril los plazos en el ámbito tributario de la Comunidad Autónoma de Extremadura, de forma que se aplica lo dispuesto en el artículo 33 del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, a las actuaciones, trámites y procedimientos que sean realizados y tramitados por la Administración tributaria extremeña.

En definitiva, Blanco-Morales ha asegurado que este conjunto de medidas tienen el claro objetivo de aliviar a las pymes y autónomos en un momento difícil para el desarrollo de sus proyectos profesionales y que, de esta forma, puedan disponer de una mayor liquidez para afrontar escenarios futuros.