La Residencia San Martín de Porres agradece todas las muestras de Solidaridad

La Solidaridad de las gentes de nuestro pueblo, comarca y de las instituciones está quedando patente en estos días difíciles de lucha contra esta pandemia que genera tanto miedo y angustia. A lo largo de estas semanas han sido numerosos los gestos de generosidad, apyo y cariño que nos estáis manifestando y que nos dan la fuerza para continuar cuidando a los mayores con profesionalidad, compromiso y sensibilidad, pues ahora más que nunca nuestra atención a los mayores debe ser cuidadosa y humanizadora.

Desde La Residencia San Martín no podemos más que AGRADECER a todas esas personas, empresas y colectivos de Miajadas y la comarca que están ofreciendo su solidaridad con nuestra residencia ofreciendo: guantes, hidrogel, mascarillas, batas, monos, pantallas protectoras, carros para facilitar el servicio, palabras de reconocimiento y apoyo,…

Desde aquí queremos agradecer al Ayuntamiento que periódicamente con su operativo de limpieza y desinfección se encarga de desinfectar los exteriores de la residencia. También a la Diputación de Cáceres que han procedido a desinfectar todas las instalaciones interiores de la residencia. Aprovechamos para agradecer a las instituciones locales y a las personas que las representan, que demuestran cada día su humanidad en el cargo que asumen: Ayuntamiento, Policía local, Guardia Civil, Centros escolares,… Agradecemos su estrecha colaboración con la residencia a lo largo de estos días difíciles ofreciendo material de protección, poniendo a disposición instalaciones y material, facilitando gestiones, estando atentos a nuestras necesidades, …

También queremos dar las gracias y aplaudir a los sanitarios del Centro de Salud que estos días están luchando, con pocos medios y poco personal, en una batalla muy dura, pero con una actitud de ganadores. Ellos cuidan de nosotros y nos ayudan a proteger a los mayores de nuestra residencia y lo hacen siempre con cariño y generosidad.

GRACIAS A TOD@S POR TANTA SOLIDARIDAD. Juntos mantenemos la esperanza en que Todo va a salir bien.