Las mujeres de San Martín de Porres «dan la vuelta a los mandiles» en el Día Internacional de la Mujer

En la residencia San Martín de Porres han celebrado el Día Internacional de la Mujer con la lectura de un manifiesto elaborado por las mayores y las trabajadoras del centro, en el que se denuncia que «todavía estamos muy lejos de la igualdad: seguimos asumiendo la carga de las tareas invisibles de cuidados de personas dependientes y niños, cuidados del hogar, comidas, educación… Tenemos salarios más bajos y en el mundo la pobreza tiene rostro de mujer».

Explican desde la residencia que «las mayores denuncian que ellas nunca se pudieron jubilar, porque todas estas tareas las siguieron realizando hasta el día que ingresaron en la residencia. No tuvieron el descanso de una jubilación merecida. Esta herencia no quieren dejársela a sus hijas y nietas. Piden que la ley de dependencia sea una herramienta que de libertad a sus hijas y nietas».

En San Martín de Porres residen 44 ancianas, contando con 37 trabajadoras (incluidas las religiosas).

Tras la lectura del manifiesto, las mujeres de San Martín de Porres cantaron juntas una versión feminista de la canción Bella Chao y han querido «romper con la invisibilidad de la mujer dando la vuelta a los mandiles y convirtiendo la opresión en super-poderes, simbolizando que las mujeres podemos dar la vuelta al mundo y que si las mujeres paramos, se para el mundo».

Por su parte, la directora se ha referido a la «sororidad» con respecto a las cuestiones sociales de género, para hacer mención a la solidaridad que existe entre mujeres, especialmente, en las sociedades patriarcales.

Finalmente en la entrada de la residenciase han lanzado los mandiles al aire simbolizando la liberación de las mujeres.

Por otra parte, también han preparado un mural titulado «Con rostro de Mujer» con los retratos de todas las mujeres que viven y trabajan en San Martín de Porres. Acompaña al mural un texto de Jack Kerouac: «Brindemos por las locas, las inadaptadas, por las rebeldes, por las que no encajan, por las que ven las cosas de una forma diferente. Porque las mujeres que se creen tan locas como para pensar que pueden cambiar el mundo… son las que lo hacen».

Para ver más imágenes PINCHA AQUÍ.