Las visitas a los mayores de San Martín de Porres se realizarán a través de una valla

348

Según informan desde la Residencia San Martín de Porres, ante la situación sanitaria de la Zona de Salud de Miajadas, se mantienen suspendidas las visitas semanales de familiares, así como las salidas de residentes y el servicio de centro de día.

La dirección del centro indica que “somos conscientes de que estas limitaciones afectan negativamente a los mayores y por eso, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), buscamos continuamente el difícil equilibrio entre proteger del contagio por coronavirus, los derechos de las personas mayores, y la posibilidad de realizar una vida lo más normal posible. Siempre en función de la progresión de la epidemia, procuramos facilitar al máximo los contactos sociales hasta que se puedan de nuevo abrir las puertas a las visitas. En San Martín estamos preocupados por la necesaria suspensión de las visitas, desde el principio hemos considerado que sería algo puntual, pero viendo que la situación se alarga, nos hemos organizado para que todas las personas mayores del centro puedan ver a su familia una vez a la semana, aunque sea por la valla del jardín”.

Los familiares de personas autónomas podrán seguir visitando por la valla, como hasta ahora. Los familiares de personas dependientes recibirán la llamada de la propia Residencia para concertar la visita, siempre desde la valla.

Desde San Martín de Porres agradecen la colaboración de los familiares de los residentes e insisten en “la importancia de que las familias respeten las normas establecidas para estos encuentros, que si bien son duras, son necesarias para proteger a los mayores, especialmente evitar el contacto físico (besos, abrazos, etc) e intercambiar objetos (caramelos, chucherías, comidas…), gestos que pueden parecer inofensivos pero que ponen en riesgo a los 58 mayores que viven en San Martín y a los 40 trabajadores que los atendemos”.