Los Comercios y Pymes se resisten a una debacle económica

La Asociación de Comerciantes y Empresarios de Miajadas y Comarca (ACOMIC) entidad integrada en FECACOEX nos remiten esta nota de prensa en la cual solicitan medidas de ayudas a la administración central y autonómica.

“El escenario comercial y empresarial español es desolador, negocios cerrados y los que permanecen abiertos lo hacen para cubrir necesidades esenciales. Empresas que funcionan “bajo mínimos” porque no hay consumo, ERTES, despidos…. Este virus no sólo ha traído una crisis sanitaria global, donde las personas desgraciadamente están muriendo y eso es lo malo, nos ha traído una crisis económica importante donde todos,
Administración, empresas y trabajadores, debemos remar en la misma dirección para sacar adelante la economía que se “tambaleara” si no ponemos los medios.
Los comercios y empresas están haciendo verdaderos esfuerzos por aguantar una situación que cada vez es más insostenible y que se alarga en el tiempo. Desde la Federación de Asociaciones de Comerciantes de Extremadura, FEDACOEX y las asociaciones miembro, se ha expuesto a la Administración Autonómica y Central la grave situación que viven los comercios y pymes extremeñas, y les han solicitado más medidas por considerar que hasta ahora las publicadas eran insuficientes y no cubrían la necesidad real del tejido empresarial no sólo autonómico sino nacional, con el fin de evitar el cierre masivo de negocios, con la consiguiente pérdida de empleo, caída del desarrollo y la debacle económica.
No es cuestión de pedir, por pedir, somos conscientes de la extrema gravedad de la situación. Se ha pedido medidas que son posibles llevar a cabo con gran esfuerzo por parte de la administración, es el momento de atender la “llamada de auxilio” de los comercios y pymes. Por todo ello, se han solicitado las siguientes medidas:
 Suspensión de la cuota de autónomo mientras dure el estado de alarma.
 Ayuda económica para los autónomos, que cubra el 100% y no el 70% de la cotización de la base reguladora.
 Eliminación de la tasa de basura y alcantarillado.
 Supresión del impuesto del IBI.
 Supresión del impuesto de circulación de vehículos.
 Implantar un plan de empleo local con cargo directo al SEXPE, Diputación u Organismo que asuma las competencias en función de la especialidad a desarrollar.
 Supresión del pago de impuestos mientras duren las medidas de confinamiento y cierre de negocios decretados por el Gobierno Nacional, ya que el cierre y el cese de la actividad económica y empresarial, supone un grave e irreparable perjuicio y no basta con los aplazamientos del pago de los mismos.
 Ayudas directas para el pago de los alquileres e hipotecas de los locales y oficinas comerciales.
 Ayudas directas para el pago de suministros básicos como luz, agua, teléfono o
internet.
 Elaboración de un Programa de Recuperación consensuado con todos los colectivos y organizaciones del sector.
 Eliminación a modo excepcional para lo que resta de año, el período de REBAJAS, para no debilitar más al pequeño comercio. Y que sirva de período para modificar de nuevo la Ley, restableciendo a su forma anterior, dos períodos anuales establecidos de forma estatal. Se ha entrado en estado de alarma estando las mercancía aún empaquetada, cuando salgamos esos productos/artículos no se pueden vender en rebajas, no va haber tiempo suficiente para que el producto ofrezca beneficios, sino pérdidas.
 Ayudas directas para fomento de la contratación y bonificaciones en la Seguridad Social, ya que ahora son totalmente necesarias para restablecer y recuperar el equilibrio del mercado laboral.
 Ayudas para proyectos de recuperación de la confianza del consumidor que estará debilitada por el miedo.
 Pago de las ayudas que están aprobadas pero pendientes de ser abonadas por las diferentes Administraciones (Autoempleo, contratación indefinida, incentivos, etc).
 Mayor agilización y rapidez en la gestión de las diferentes ayudas a las que acogerse, lo que puede lograrse con una menor carga de documentación necesaria para realizar la solicitud de las mismas.
 Líneas de financiación sin intereses y sin comisiones.
 Aplazamiento en las declaraciones fiscales y laborales.
Las ayudas que existen nos ofrecen aplazamiento de impuestos, de nada nos vale si se retrasan un mes, cuando vamos a estar casi dos cerrados y esperemos que no sea más.
O tener un préstamo, si lo tenemos que devolver con unos intereses que aunque sean pequeños, nos asfixian. La eliminación de tasas e impuestos serían en la parte proporcional a lo que dura el estado de alarma, no estamos pidiendo eliminación total.
La salud de la ciudadanía en estos momentos es lo primordial, pero la salud económica también es muy importante, porque la una sin la otra, no pueden afrontar ni esta crisis, ni ninguna. Somos conscientes que los presupuestos del estado, autonómico y/o local se han visto alterados, desbordados por las circunstancias, pero es el momento de atender la “voz” de desesperación, de auxilio de los comercios, autónomos y pymes,
que no piden nada que no sea justo y que esperan más respuestas por parte del Gobierno y Administración, para no desencadenar el cierre masivo de negocios.
Desde FEDACOEX, consideramos que las medidas expresadas son básicas para el mantenimiento del tejido económico y que trabajando desde la “UNIÓN” de todos los agentes del territorio podremos superar el debacle que se avecina si no se pone solución.