Los mayores de San Martín de Porres reflexionan sobre el Alzhéimer

La semana pasada se celebró el Día Mundial del Alzhéimer, proclamado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una enfermedad que es la principal causa de demencia. En España hay 1.200.000 personas afectadas por la enfermedad y más de 5.000.000 de personas entre quienes la padecen y sus familiares cuidadores.

Esta es una enfermedad que roba los recuerdos y la memoria, por eso en San Martín de Porres han querido hacer una reflexión sobre el alzhéimer trabajando sobre los recuerdos. “Para ello hemos realizado “El Mural de la Memoria” en el que los mayores han plasmado con fotos los recuerdos de sus vidas. Con esta dinámica a través de las fotos hemos recordado como era nuestra vida en la infancia y cuando éramos jóvenes: los juegos, las costumbres, los oficios, las tradiciones... -explican-. Todo ha quedado reflejado en un mural en donde los mayores han puesto las fotos y han contado sus recuerdos”.

Desde la Residencia San Martín de Porres indican que, aunque son conscientes de que por el momento no hay una cura para el Alzhéimer, se pueden realizar rutinas y actividades para prevenir o retrasar el deterioro que causa la enfermedad.

👉🏼Rutinas para prevenir el Alzhéimer:

· Huir del sedentarismo y mantenerse activo físicamente caminar, practicar ejercicio de forma regular.

· Cuidar el corazón y mantener un buen nivel de presión arterial.

· Tener una alimentación sana y variada, comer frutas, verduras, legumbres y reducir el consumo de grasas saturadas.

· No fumar ya que los fumadores tiene mayor riesgo de sufrir demencia.

· Alejar la depresión y cuidar nuestro estado de ánimo y nuestra salud mental evitando el estrés, cuidando nuestras relaciones sociales y mantener una vida social activa.

· Hacer trabajar el cerebro, todo lo que haga a nuestra mente esforzarse es positivo, leer, aprender un idioma, hacer crucigramas o sudokus, apuntarse a un curso, hacer cálculos matemáticos…

· Tener una activa vida social, estar con otras personas y relacionarnos con ellas nos estimulan y hacen que nuestro cerebro esté activo y alerta.