Normalidad en la vuelta al cole marcada nuevamente por la pandemia

A la ilusión y los nervios propios del primer día de la vuelta al cole, nuevamente se han unido las mascarillas, hidrogeles, distancia personal y acceso escalonado y diferenciado, en otro curso marcado por la Covid-19 y los consiguientes protocolos higiénico sanitarios en los centros educativos, con el objetivo de garantizar la máxima presencialidad y evitar contagios en las aulas.

Este viernes, 10 de septiembre, el curso en Miajadas ha comenzado con normalidad para los alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria.

Un curso, según explicaba la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, durante la presentación del curso escolar 2021/2022, en el que se contará con un refuerzo de un total de 693 docentes más respecto a un curso ordinario, para afrontar los desdobles fruto de la aplicación de los protocolos preventivos de la COVID-19, de los cuales 603 docentes se sumarán a las plantillas de los centros públicos y 90 a los centros concertados. Otra de las novedades este curso es que por primera vez, los centros educativos han contado desde el 1 de septiembre con todo su personal incorporado, ya sea funcionario o interino, con el objetivo de mejorar y facilitar la organización interna del propio centro.

Por otra parte, en relación a la situación sanitaria, la consejera afirmaba que “la situación de partida es distinta debido a la vacunación, con un alumnado vacunado casi al 85 por ciento” entre los 12 y 19 años. Teniendo en cuenta que este curso se han flexibilizado las medidas de prevención acordadas en Conferencia Sectorial de Educación, habrá 147 contrataciones menos en los centros públicos y 60 menos en la educación concertada respecto al refuerzo COVID del curso pasado. Aun así, este curso seguirá contando con una contratación adicional de profesorado en comparación con un curso ordinario, para garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas vigentes.

MÁXIMA PRESENCIALIDAD CON MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Al igual que el curso 2020-2021, la máxima presencialidad en las aulas y en todas las etapas educativas será la tónica predominante, manteniendo las medidas de seguridad, distanciamiento e higiene.

Los centros educativos se han equipado y han reforzado su seguridad frente a la COVID-19 gracias a un fondo extraordinario de 1 millón de euros procedente de fondos FEDER de la UE. Gracias a ello se han podido adquirir mascarillas, gel hidroalcohólico, alfombras desinfectantes, termómetros y todo el material que las autoridades sanitarias han marcado como necesario para luchar contra el virus.

La actividad lectiva presencial solo se suspenderá ante situaciones excepcionales y de común acuerdo entre la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y la Consejería de Educación y Empleo ante casos de COVID-19 en las aulas. En tal caso, la formación continuará de manera telemática.

La ventilación de las aulas, así como la obligatoriedad de las mascarillas desde los 6 años, seguirán siendo esenciales como medida preventiva a lo largo de todo el curso escolar o hasta que las autoridades sanitarias lo indiquen.

Desde la Educación Infantil hasta 4º de Primaria, se conformarán grupos de convivencia estable sin necesidad de mantener distancias interpersonales. Estos ‘grupos burbuja’ se mantendrán siempre, evitando así el contacto con el resto del alumnado del centro educativo.

Desde 5º de Primaria y en toda la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) será obligatorio mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros, mientras que en Bachillerato y Formación Profesional se ha flexibilizado la distancia interpersonal a 1,2 metros.