Se llevan a cabo mejoras en el Palacio Obispo Solís

Desde hace unos años venimos observando que cada vez que llueve en abundancia, tiende a formarse charcos en la superficie del patio del Palacio Obispo Solís.
Es por este motivo que se ha procedido a la retirada del material anterior, sustituyéndolo por uno triturado procedente de una cantera, y compactando la superficie.

Con el fin de que no vuelvan a aparecer problemas de encharcamientos, se han colocado unas rejillas en los laterales, y se ha dispuesto el material formando pendientes para así recoger las aguas pluviales.