UPA-UCE Extremadura reclama unión en el Sector del Tomate, a pocos días del inicio de la campaña

La organización agraria estima pérdidas de 14 millones de € para los tomateros extremeños en esta campaña, con una reducción de la producción en torno al 11% respecto al ejercicio anterior, a causa de la climatología adversa durante el pasado mes de mayo.

142

UPA-UCE Extremadura estima que las adversidades climáticas de este año ocasionarán unas pérdidas de unos 14 millones de euros para los tomateros extremeños, a falta de pocos días para el inicio de la campaña.

UPA-UCE destaca la importancia de este cultivo para el regadío extremeño, que en 2017 ocupó más de 24.000 hectáreas en la región.

 

Uno de los principales problemas que marcará el desarrollo de la campaña del tomate ha sido la climatología, indican desde la organización agraria, destacando que “las tormentas de mayo que asolaron nuestras vegas han generado una reducción importante de la superficie (en torno a 2.000 has). Si a eso le sumamos la caída de la contratación (más de 1.000 has) que hicieron las industrias con respecto a 2017, finalmente nos encontramos ante una disminución de superficie del 12,5%, en torno a las 21.000 hectáreas”. A ello también se une la difícil situación que han vivido los agricultores de la zona de la comarca de Coria- Moraleja, debido a la sequía del año pasado.

Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura

“Calculamos una reducción de la producción en torno al 11% con respecto a la del anterior ejercicio, que fue de 2.125.348 toneladas”, explican desde UPA-UCE, apuntando que “solo el valor de la producción y los apoyos que recibimos nos sitúan en torno a los 200 millones de euros”.

Respecto a la campaña de este año, desde la organización insisten en que el retraso en su inicio de unos 15 días, provocará que finalice a finales de septiembre con el consiguiente riesgo para el tomate tardío debido al agua, las tormentas o el posible pedrisco que puede caer en esas fechas. No obstante, también indican que el desarrollo del cultivo se está normalizando, ya que “las temperaturas suaves han favorecido la recuperación del tomate dañado por las tormentas porque, si hubiera hecho más calor, la producción se habría resentido”.

Otro problema que se prevé desde UPA-UCE, derivado del pedrisco y las lluvias es el agolpamiento de la producción, con el riesgo de que la cosecha del tomate temprano se junte con el mediano. Por este motivo, recomiendan una recolección tranquila, ya que las temperaturas suaves permitirán que el tomate mantenga la calidad durante más tiempo.

Por otra parte, UPA-UCE se queja también de la bajada de un euro la tonelada, impuesta por Conesa a los productores extremeños, agravando su situación: “no entendemos que a los productores de Andalucía les pague precios superiores, a pesar de tener una reducción del 35% en la superficie contratada”, insisten.

En este sentido, UPA-UCE Extremadura reclama “más unión del sector para evitar que esta situación complique aún más el futuro de nuestros productores extremeños”.

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies