UPA-UCE valora los daños ocasionados por las tormentas del fin de semana y solicita la declaración de zona catastrófica

blank
– Imagen cedida por UPA-UCE Extremadura –

UPA-UCE Extremadura reclama la declaración de Zona Catastrófica para las localidades afectadas por el pedrisco durante las tormentas de este fin de semana, de las que Miajadas tampoco se ha salvado, quedando arrasadas plantaciones de tomate temprano por el pedrisco y las intensas lluvias, donde también han quedado completamente inundadas plantaciones de maíz (recogiéndose más de 50 litros por metro cuadrado), según indica UPA-UCE.

Según explica UPA-UCE en un comunicado, el epicentro de las tormentas se ha registrado en Santa Amalia, donde han producido importantes daños en cultivos como el tomate, frutal y maíz. En este sentido, el sindicato agrario informa de que el secretario general de UPA-UCE, junto con los agricultores afectados, visitará esta tarde la zona de Santa Amalia y alrededores para poder hacer una evaluación más concreta de los daños a pie de campo.

En el comunicado de la organización agraria destacan que “las tormentas registradas en Extremadura en los últimos días han dejado un panorama preocupante y desolador en el campo, agravando aún más la situación tras el temporal de principios de mayo. La más castigada ha sido la zona centro, donde la intensa lluvia y el granizo han dejado importantes daños en cultivos como el tomate, maíz y los frutales”.

Respecto a las primeras valoraciones de los destrozos causados por las tormentas, “desde UPA-UCE Extremadura podemos decir que, según las primeras estimaciones, la zona más afectada por el pedrisco ha sido Santa Amalia, donde la intensa granizada llegó acompañada de fuertes precipitaciones. En Yelbes y Valdetorres y Guareña también se han producido daños por las tormentas. 
Con respecto a las Vegas Bajas, podemos decir que las localidades que acumularon más agua acompañada de granizo fueron Puebla de la Calzada y Valdelacalzada, donde se pueden apreciar fuertes impactos en las distintas variedades de frutales. Arroyo de San Serván también ha registrado daños como consecuencia de la crecida del arroyo Tripero. 
Miajadas tampoco se ha salvado de las últimas tormentas, quedando arrasadas plantaciones de tomate temprano por el pedrisco y las intensas lluvias. En esta localidad cacereña, donde también han quedado completamente inundadas plantaciones de maíz, se han recogido más de 50 litros por metro cuadrado.
La zona que ha registrado las inundaciones más importantes ha sido Tierra de Barros, con graves daños en las plantaciones de viñedo debido a la intensa lluvia.
Escurial, Conquista de la Sierra y Almoharín han sido otros de los municipios extremeños afectados por las tormentas de los últimos días. 
Otras zonas como Montehermoso, El Batán, Morcillo y La Moheda de Gata también han sufrido daños, fundamentalmente por el arrastre de tierra. Aquí, las tormentas han destrozado plantaciones de pimiento, maíz y tabaco. 
Por otra parte, tenemos que destacar la fuerte tormenta eléctrica del pasado viernes en Ahigal, donde murieron dos vacas mientras comían por el impacto de un rayo en la verja cercana”.

UPA-UCE Extremadura destaca la “situación tan grave que se está viviendo en muchas explotaciones, ya que los agricultores lo han perdido todo en unas pocas horas”.
Por ello, reclaman, en primer lugar, a Agroseguros “agilidad en las peritaciones para que los agricultores puedan tomar decisiones cuanto antes” y en segundo lugar, “pedimos a las administraciones que hagan un seguimiento exhaustivo de la situación para que se pueda declarar zona catastrófica a las poblaciones afectadas”. 

En este sentido, reclaman que se adopten “las medidas excepcionales necesarias con el objetivo de solucionar la grave situación en la que se encuentran las explotaciones extremeñas”. Así mismo, tienen previsto solicitar una reunión a la consejera de agricultura, Begoña García Bernal, y a la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, para analizar esta situación.